lunes, 19 de agosto de 2013

Venta de terrenos del CIMM deja en incierto futuro a la investigación minera en Chile



Por Paula Campos
El futuro de la investigación local para impulsar el desarrollo y la investigación minera es –por ahora- incierto. Luego de la venta de terrenos del Centro de Investigación Minera y Metalúrgica (CIMM) el destino, tanto del centro como de la investigación nacional, es dudoso: no existe claridad en el proceso de cese de operaciones del centro y tampoco una definida estrategia gubernamental o privada que busque reemplazar las funciones que por más de cuatro décadas fueron impulsadas desde el CIMM.


Hermético y esquivo, así ha sido el proceso del Centro de Investigación Minera y Metalúrgica (CIMM) desde la venta de sus terrenos históricos -ubicados en Vitacura – a la Constructora Moller Pérez Cotapos, en aproximadamente 6 mil millones de pesos para un proyecto inmobiliario. Se trata de una iniciativa zanjada a fines de 2012, cuando el consejo directivo en pleno decidió aprobar el cese de las actividades operacionales del centro, “Ahora una vez finalizada esta etapa y entregado el terreno, le corresponde también al consejo, como único órgano competente, resolver su futuro”, señaló a la revista Minería Chilena Andrés Mac-Lean, presidente del consejo directivo del CIMM.

Más de cuatro décadas de investigación y desarrollo minero nacional quedaron a la deriva luego de la venta de terrenos que, por 42 años, ocupara el centro. Nacido a la luz del proceso de nacionalización del cobre, con el objetivo de formar profesionales en el campo del estudio minero y dotar al país de recursos humanos especializados, el Estado de Chile en colaboración con la Comunidad Europea funda el eje del desarrollo de tecnologías y procesos en el sector.

Sin los terrenos de 32.000 m2, en el sector de Santa María de Manquehue, y sin su filial CIMM T&S (Tecnologías y Servicios) formada a fines de los noventa- cuyo principal objetivo era ser un proveedor líder de servicios técnicos a la industria minera en el país y que fue vendida en 2011 a la empresa SGS Chile Limitada en 19 mil millones de pesos-  poco o casi nada, queda del centro pensado para formar profesionales en el campo del estudio minero y dotar al país de recursos humanos especializados.

El Cimm vivió días de gloria, donde sus investigaciones estuvieron a la vanguardia internacional. Sin embargo, y respecto del futuro de la investigación minera en nuestro país, éste no parece así de alentador. Ricardo Badilla, director ejecutivo del organismo entre 1991 y 2000, plantea que el problema no es en el corto o mediano plazo, ya que eso está cubierto por la investigación privada, sino más bien a futuro.

“En el largo plazo hay asuntos que tienen que ver con el mundo privado metalúrgico que apuntan a temas ciudadanos, a temas de sustentabilidad, de energía, el tema de la huella de carbono, temas que cruzan el conjunto de los otros asuntos y en el caso minero tienen una expresión que tiene que ser interpretada por el mundo que viene”, afirma.

El financiamiento siempre fue su piedra de toque. Ya en 1988 vino el primer recorte presupuestario, luego de un fallido intento de venta y se decide que no se aportará con más recursos. A partir de eso hasta la venta de la filial y de los terrenos, siempre la inestabilidad financiera fue un problema que tuvieron que sortear sus directivos.

Nacido como una Corporación privada sin fines de lucro, en sus inicios contó con financiamiento mixto, situación que cambió radicalmente en 1988, desde cuando el Centro tuvo que empezar a solventarse de manera autónoma y lidiar con diferentes tratativas para lograr su privatización.

Para el Ingeniero en minas, presidente del Instituto de Ingenieros de esa especialidad, Leopoldo Contreras, ex director de Cimm T&S (desde el Instituto tenían derecho a un miembro en el directorio) esto fue una práctica común a cada gobierno, donde siempre querían vender –al menos el T&S- por los activos que generaban y no por la falta de presupuesto argumentada.

“Venden primero sin Perú 3 millones de dólares. Con eso dicen que pagan todas las deudas y todas las cuestiones que tengan pendientes. Dos, se vende T&S, se hace la licitación y a todo esto el operador es una corredora famosa y ya se venía trabajando hace años el tema. ¿Pero quén está pensando en el país, quién está pensando en los nuevos recursos o reservas que puede tener la minería chilena en los próximos 50 años? Porque cuesta tanto hoy día, tenemos problemas serios de energía, de recursos humanos, de agua, de diseño minero”, alerta.

Actualmente el Cimm ya no cuenta con actividades operacionales; no hay una propuesta respecto de su futuro ni de los recursos obtenidos con las dos ventas, al menos –y según nuestras fuentes- existen en el banco al menos US$30 millones empozados que no han sido destinados a relanzar o reorientar el futuro de la investigación del país.

Lo único claro, es que solo la Dirección Ejecutiva, la Dirección de Administración y Finanzas, y la Unidad de Geometalurgia Extractiva se encontrarían funcionando en una oficina ubicada en Antonio Bellet 77, Providencia, al menos hasta los días de investigación de este informe,  y que el laboratorio de ecotoxicología fue traspasado a la Universidad Adolfo Ibáñez, donde es dirigido por Patricio Rodríguez, investigador que trabajó en el Centro, pero que aún no entra en acción, sino más bien está en etapa previa, pensado para funcionar en algunos meses más.

La opinión del Ministerio de Minería, respecto de algún proyecto que reemplace el rol, fue consultada por Radio Universidad de Chile, sin embargo, hasta el cierre del informe no recibimos respuesta a nuestra solicitud.




Filed Under :

0 comentarios en "Venta de terrenos del CIMM deja en incierto futuro a la investigación minera en Chile"

Publicar un comentario

background