jueves, 17 de octubre de 2013

Las propuestas para modificar el sistema previsional que buscan llegar a La Moneda

Siete de los nueve candidatos a la Presidencia revelan sus planteamientos para mejorar las pensiones y reformar el actual modelo. Entre los que mencionan están elevar las cotizaciones, pero con cargo al empleador; crear una AFP estatal; ampliar el Pilar Solidario; vincular las comisiones de las AFP a la rentabilidad de los fondos previsionales y reducir la evasión en el pago de las cotizaciones.


La Tercera

Algo más de US$ 156.000 millones en ahorros previsionales acumula el sistema de AFP en sus 32 años de vigencia, período en que han rentado un 8,5% promedio anual.

Hoy, las seis AFP que operan en Chile -de las 12 que partieron en 1981- tienen 9,4 millones de afiliados. De ellos, el 52% cotiza en forma activa. Otro 1.003.848 ya está jubilado y recibe una pensión promedio de $ 181.304. La cifra sube a $ 223 mil si se consideran los pensionados en el primer trimestre de 2012 que cotizaron al menos 10 años, según un reciente estudio preparado por el Dictuc, de la Universidad Católica, a petición de la Asociación de AFP.

El Estado gasta unos US$ 1.900 millones al año para financiar el Pilar Solidario creado con la reforma de 2008 que apoya a los adultos mayores de hasta el 60% más pobre del país. Esa contribución es clave: 594.430 personas reciben una Pensión Básica Solidaria de $ 82.058 y otras 612.951 un Aporte Fiscal Solidario (APS), decreciente para las jubilaciones de hasta $ 266.731.



La Dirección de Presupuestos (Dipres) ha advertido que los compromisos fiscales en materia previsional están “directamente relacionados” con el envejecimiento de la población y que la evolución demográfica que se prevé hacen anticipar que los costos irán en alza. Sus estimaciones indican que los mayores de 65 años pasarán de representar un 9,2% de la población en el período 2010-2015 a 23,6% en 2050-2055. Y que hacia el quinquenio 2090-2095 llegarán a casi un tercio.

En la discusión también han estado las tasas de reemplazo. El propio Presidente de la República, Sebastián Piñera, planteó este año que el sistema no estaba cumpliendo “su promesa original” de proveer a los afiliados una pensión equivalente al 70% de los sueldos de los últimos años.

Simulaciones de la Ocde han estimado para Chile una tasa de remplazo promedio de 64,3%y la Subsecretaría de Seguridad Social la ha calculado en torno a 63% para hombres y 50% para las mujeres. El reporte del Dictuc, suscrito por Ricardo Paredes, ahora asesor programático de Evelyn Matthei, estima que la tasa es de 87% para los hombres con más de una década de aportes y 58% para las mujeres.

Frente a estos diagnósticos, siete de las nueve candidaturas (no fue posible obtener una respuesta de Tomás Jocelyn-Holt y Roxana Miranda) detallaron a La Tercera sus ideas sobre el sistema previsional.

Algunas propuestas son radicales, como la de Marcel Claude, que sugiere terminar con el sistema de capitalización individual y volver a un sistema de reparto. Marco Enríquez-Ominami plantea un sistema mixto.

Varios proponen un rol competitivo del Estado a las AFP: la candidatura de Michelle Bachelet anticipa que enviará un proyecto de ley insistiendo en la creación de una AFP estatal, lo que es compartido por Ricardo Israel, Alfredo Sfeir y Franco Parisi. La candidata Evelyn Matthei cree que esa medida no resuelve los problemas, pero se abre a considerarla para generar mayor confianza y competencia en el sistema.

Matthei propone elevar la tasa de cotización, hoy en 10% del sueldo imponible de los trabajadores, pero a cuenta de los empleadores. La candidata también evalúa medidas para reforzar el Pilar Solidario, subiendo el monto de la Pensión Básica Solidaria.

El comando de Michelle Bachelet, por su parte, ya está realizando estudios para mejorar las pensiones de los sectores medios, anticipa su jefe programático, Alberto Arenas. Y se pretende mejorar la fiscalización para disminuir la evasión previsional de las cotizaciones por parte de los empleadores.

También algunas propuestas apuntan a las actuales AFP: establecer una comisión máxima, por ejemplo, o vincular los cobros de las administradoras al desempeño de rentabilidad en su gestión de los fondos previsionales.

Michelle Bachelet: AFP estatal y nuevo rol fiscalizador de la DT por deudas previsionales


Si bien el jefe de programa de la candidatura de Michelle Bachelet, Alberto Arenas, aclara que “los anuncios en esta materia los hará la Presidenta Bachelet con la entrega del Programa de Gobierno de la Nueva Mayoría”, su punto de partida es que, dado que existe una preocupación transversal por las bajas pensiones que entregan las AFP en relación con los ingresos de los trabajadores en su etapa activa, y respecto de la promesa que se hizo en su creación, el tema es clave en la agenda de la ex mandataria.

Según Arenas, la reforma previsional implementada en 2008 solucionó una parte de la situación, con foco en los grupos de mayor vulnerabilidad. Por eso, a la hora de cifrar las prioridades en el área, plantea que “queda una tarea pendiente respecto de las pensiones para los sectores medios. Para eso ya estamos realizando los estudios actuariales y financieros, evitando propuestas populistas en tiempos de elecciones”, afirma.

Como segundo punto, adelanta que enviarán un proyecto de ley al Congreso para crear una AFP estatal, que permita mayor competencia de precios y la atención preferente de grupos de la población que despiertan menor interés para las administradoras existentes: los jóvenes, las mujeres, los trabajadores independientes de menores rentas y quienes trabajan en zonas apartadas de los grandes centros urbanos.

“Buscaremos el mecanismo más apropiado para el funcionamiento de la AFP estatal. Pero, más allá de este aspecto, lo importante de esta iniciativa es la posibilidad de ampliar la cobertura de la población más vulnerable en materia previsional; es decir, de los jóvenes, las mujeres y los trabajadores independientes”, asegura Arenas.

El tercer eje se refiere al pago de las cotizaciones y los problemas de evasión y elusión previsional por parte de los empleadores, que afectan las pensiones de los trabajadores. Por eso, anuncia que potenciarán la Dirección del Trabajo, ampliando el monitoreo y la fiscalización del pago de cotizaciones previsionales y revisando el sistema de multas. “Fortaleceremos los procesos de trabajo y recursos de la justicia especializada en la cobranza previsional. Finalmente, mejoraremos la coordinación interinstitucional, que permita una mejor fiscalización del pago de cotizaciones previsionales”, sostiene.

Sobre el Pilar Solidario, Arenas dice que “las bajas pensiones que está entregando el sistema de AFP son una materia ineludible en el diseño de las políticas públicas” y que evaluarán las soluciones para el largo plazo. “Las medidas de fondo en los sistemas de pensiones tienen una maduración de 20 años o más para producir efectos significativos en las pensiones”, agrega. “Tendremos que examinar el funcionamiento del Sistema de Pensiones Solidarias (SPS), que recién entró en régimen en 2012. En 2014 realizaremos un análisis con la información disponible por el Estado. Debemos actuar con responsabilidad, entregando beneficios que el Estado pueda financiar en forma permanente”, aclara.

El ex director de Presupuestos dice que el giro único es un elemento central del sistema y que es “necesario evitar la existencia de ventas atadas” en el sistema financiero.

Evelyn Matthei: Elevar las cotizaciones con cargo al empleador y subir pensión básico


No sólo porque fue ministra del Trabajo, sino que por años trabajó en la Superintendencia de AFP es que el tema previsional es clave para la candidata de la Alianza, Evelyn Matthei. De ahí que su propuesta en ese ámbito se basa en tres ejes:

El primero es potenciar el Pilar Solidario, aumentando la Pensión Básica Solidaria (PBS) a $ 100.000 (22% más que la cifra actual) y el monto de la pensión máxima con Aporte Solidario a $ 350.000 (lo que implica un alza de 31% respecto del monto máximo vigente que puede recibir aportes del Estado). “Con esto beneficiaremos a más de 1.350.000 jubilados del 60% más vulnerable. Quienes reciben PBS verán aumentadas sus pensiones en alrededor de $ 18.000 y en $ 21.000 quienes reciben aporte previsional solidario”, dice.

El segundo punto es incentivar las cotizaciones previsionales. Para eso, preparan un set de medidas e incentivos para aumentar la densidad de cotizaciones e incentivar el retraso en la edad de jubilación (hoy de 60 años en mujeres y 65 en hombres). La gradualidad del cambio etario es algo que se reserva.

El tercer eje es subir las tasas de cotización al sistema. Este incremento será gradual y de cargo del empleador, “pues creemos que éste debe hacer un aporte para mejorar las futuras pensiones de sus trabajadores”, afirma Matthei. Aunque no precisa a qué nivel, cuando fue ministra del Trabajo planteó que era razonable subirla de 10% a 13%.

Respecto de si la creación de una AFP estatal forma parte de su programa de gobierno, la candidata se abre a la discusión, pero aclara que esa alternativa no terminará con las dificultades del modelo actual. “Los problemas del sistema de pensiones no se resuelven con la creación de una AFP estatal. Sin embargo, en nuestro gobierno estoy abierta a crearla en la medida en que ayude a resolver el problema de confianza y, a la vez, contribuya a generar más competencia”, asegura. En todo caso, aclara que una administradora previsional estatal deberá enfrentar las mismas condiciones, restricciones y exigencias que rigen para las gestoras privadas. “Una AFP estatal deberá operar bajo las mismas condiciones que el resto de las administradoras”, plantea.

Sobre la posibilidad de extender el ahorro previsional obligatorio a otras entidades financieras, como bancos y aseguradoras, descarta esa opción si llega a La Moneda. “No estamos de acuerdo con que la banca ingrese, pues concentraría aún más a esta industria. Creemos que para mejorar la competencia en la industria previsional es necesario continuar con las licitaciones tanto de las comisiones y el seguro de invalidez”, explica.

En su opinión, las licitaciones han sido instrumentos eficaces en mejorar la competencia, reduciendo los valores no sólo de la comisión de nuevos afiliados, si no también las de todo el sistema. Para Matthei, un punto central es comunicar y educar a la población respecto de los beneficios y el impacto que existirá en sus pensiones al seleccionar distintas AFP para sus fondos previsionales, “pues también empodera a los afiliados en sus decisiones, introduciendo con ello más competencia al sistema”.

Franco Parisi: Autoendeudamiento con los fondos de pensiones


Tres transformaciones propone el candidato independiente Franco Parisi.

1 Autoendeudamiento de hasta un 10% de los fondos propios en AFP. “Debemos avanzar hacia una desintermediación financiera para créditos de hasta 200 UF (unos $ 4,6 millones)”, en donde la gente pueda disponer de sus propios fondos de pensiones, bajo el sistema de pago vía descuento por planilla. “Eso permitirá una carga financiera menor y más holgura en el ingreso familiar”, afirma. Con este esquema, las tasas de créditos de autoendeudamiento debiesen situarse en 9%, “por debajo de las tasas de la banca, pero manteniendo el rendimiento de los fondos en la AFP y en algunos casos con excedentes”, explica.

2 Portfolio benchmark para el pago de comisiones a las AFP. En el sistema de AFP, el pago de comisión es independiente de la rentabilidad lograda por la administradora. “No estamos pagando por una buena gestión, sino sólo porque mantengan nuestros fondos”, opina el candidato.

Su propuesta es homologar el funcionamiento del cobro de comisiones en las AFP a lo que ocurre con las administradoras de fondos de cesantía (AFC), que tienen un portfolio benchmark que debe funcionar como referente para el pago de comisiones. “De esa forma, se generarán incentivos en el sistema de pensiones que se alineen con la rentabilidad buscada por los cotizantes”, asegura.

3 AFP Estatal para impulsar la competitividad, pero no a través de una filial o subsidiaria de BancoEstado.

Marco Enríquez-Ominami: Sistema mixto y mayor responsabilidad de las AFP


Patricia Morales, encargada programática de la campaña del abanderado del PRO, Marco Enríquez-Ominami, explica que en materia previsional tienen tres propuestas:

1 Creación de un sistema mixto con un pilar solidario contributivo. Se trata de un sistema de reparto que capte una parte de las cotizaciones de los trabajadores y garantice un piso mínimo superior al promedio actual de las pensiones de las AFP, de $ 121.000 a $ 181.000 promedio, según tipo de pensión. Para quienes quieran una pensión mayor al nuevo mínimo superior y opten por seguir en las AFP, se proponen nuevas regulaciones para garantizar una rentabilidad mayor de los fondos.

2 Nuevo sistema de AFP reguladas. Ninguna AFP podrá cobrar un costo de administración que supere el 7% de las cotizaciones obligatorias, dice Morales, el cobro actual más bajo del mercado. Las comisiones que cobran las AFP van hoy desde el 0,77% del salario imponible de Modelo (equivale al 7,7% del aporte individual mensual) al 2,36% de Planvital.

3 Establecer el principio de corresponsabilidad en las AFP. Frente a rentabilidades negativas, las AFP tendrán que asumir la responsabilidad de su gestión de los fondos previsionales, mediante la cesión de parte de sus utilidades.

Patricia Morales también plantea que se puede revisar el Pilar Solidario en cuanto a las condiciones de acceso para ampliar su cobertura, desde el umbral actual del 60% más pobre del país, hasta llevarlo al 80%. “Hoy el 80% de los chilenos gana menos de $ 350.000 como ingreso autónomo. Un Pilar Solidario acorde debiera aumentar la cobertura”, dice.

Marcel Claude: Un nuevo sistema de reparto


El candidato Marcel Claude propone eliminar el sistema de capitalización individual y crear un modelo de reparto con fondo solidario tripartito (trabajador, Estado y empresas) que garantice una pensión mínima calculada según una canasta básica de vejez. “Estimamos que debe ser cercana a $ 300.000 en pesos nominales año 2013”, dicen en su comando. El segundo eje es crear una entidad estatal autónoma de Seguridad y Previsión Social con facultades de fiscalización, cobranza y la posibilidad de llevar a juicio a las empresas que no paguen las cotizaciones obligatorias, que trabaje junto al Banco Nacional (banco estatal) que crearía Claude. También se abren a la existencia de Administradoras de Fondos de Pensiones Voluntarios para montos superiores a lo obligatorio, entendido como ahorro voluntario. Cada persona podrá elegir dónde invertir sus recursos.

Ricardo Israel: AFP estatal y apoyo al adulto mayor


El candidato del PRI, Ricardo Israel, propone crear una AFP Estatal, a través de BancoEstado (como Banco Público y no privado) o el Instituto de Previsión Social (IPS). La entidad tendría como misión regular el mercado previsional y también “limitar el poder económico sobre el uso de los fondos previsionales que hacen los grandes grupos económicos”, dicen en el comando.

Luego, un set de políticas públicas para adultos mayores. En previsión, con un aumento de las jubilaciones sobre los valores del Pilar Solidario actual; en Salud, con atención especializada geriátrica y focalizada obligatoria; en Trabajo, al promover servicios en trabajos livianos y con sentido de dignidad, y en Transportes, con la creación de un pase similar al de los estudiantes. “Para 2025 se espera que la población sobre 60 años llegue al 20%”, justifican.

Alfredo Sfeir: Opción de elegir sistema


La propuesta de Alfredo Sfeir, del Partido Ecologista Verde, tiene tres ejes: restablecer el principio de la seguridad social como derecho, donde los trabajadores elijan el sistema de administración; garantizar el derecho de desafiliación e incorporar la cotización por parte de los empleadores por el total de las remuneraciones, y estimular el sistema de cotización colectiva, eliminando comisiones en caso de no haber ganancias.

También propone una AFP estatal, entidad que podría reinvertir excedentes en los trabajadores e introducir una jubilación ética.

Otra propuesta es revisar el programa del Pilar Solidario, integrando en su cobertura a los grupos familiares pertenecientes al 85% más pobre, para llegar progresivamente al 100%. La PBS debe aumentar en al menos un 25% del valor actual que entrega.
Filed Under :

0 comentarios en "Las propuestas para modificar el sistema previsional que buscan llegar a La Moneda"

Publicar un comentario

background