viernes, 14 de febrero de 2014

Sólo el 20% de los ocupados tiene ingresos sobre los $ 570 mil al mes

Informe de la U. de Chile arrojó que en 2013 el 10% de los trabajadores más ricos ganaba 5,6 veces el salario de los más pobres.


La Tercera
“La distribución de ingresos laborales totales se ha mantenido altamente desigual en los últimos dos años”. Esta es la conclusión que entrega el último reporte de empleo del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, correspondientes al Gran Santiago. 

Así, en un contexto donde la desocupación cayó a un nivel precrisis asiática -promediando 6,3% en 2013- y con ingresos laborales creciendo al 20% anual, la evolución entre los segmentos socioeconómicos fue disímil. 


El documento sostiene que ello queda en evidencia al  observar la razón entre el ingreso promedio mensual de los percentiles más bajo (10) y más alto (90), que en noviembre de 2013 llegó a 5,6 veces, con salarios de $ 180 mil y un millón, respectivamente. Esta brecha se ha mantenido desde 2011  y, en igual período, las remuneraciones crecieron 25% en ambos segmentos.

En el mismo lapso, agrega el informe, sólo el 20% de los ocupados reportó ingresos mensuales superiores al promedio, que en 2013 se situó en $ 570 mil.

Otra de las variables es el  ingreso laboral por hora. Estos anotaron un incremento de 25% en el 10% de los trabajadores de menores recursos, mientras que en el caso del percentil más rico el alza fue de 33%. Con  un salario promedio por hora de $ 972 y $ 6.222, respectivamente, la brecha entre ambos grupos es de  6,4 veces, superando a las 5,9 veces de 2011 (ver infografía). 

David Bravo, investigador del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile y académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica, agrega que junto a ello los trabajadores de menores ingresos  han elevado sus horas trabajadas en mayor proporción.  Sin embargo, advierte que “también se debe considerar que los empleos han aumentado fuertemente  y que el número de personas que se ha beneficiado de los sectores de menores ingresos puede ser importante”. No obstante, recalca que la desigualdad “será uno de los ejes” de los próximos años. 

“Mi impresión es que en un contexto de escasez de trabajo, donde hay labores muy específicas en franca escasez, pueden aparecer mayores brechas producto de lo que técnicamente llamamos inelasticidad de la oferta laboral”, sostiene Ricardo Paredes, académico de la UC. A eso suma que “en contextos de aumento de la escolaridad también las brechas aumentan”. 

Al respecto, una de las primeras declaraciones de la futura ministra del Trabajo del gobierno de Michelle Bachelet, Javiera Blanco, apuntó a este tema. De hecho, la próxima secretaria aseguró que  el sello de su gestión “será el diálogo y, sobre todo, tratar de acortar la brecha de la desigualdad”.

¿SOLUCIONES?

En materia de capacitación, definida por los especialistas como una de las áreas clave para reducir la desigualdad, el programa del gobierno entrante señala que el sistema de capacitación vigente es “regresivo respecto de la asignación de recursos e ineficiente en el logro de sus objetivos”. Por ello, plantea que se requiere una reforma que establezca un nuevo sistema de intermediación y capacitación. 

“El nuevo sistema integrará servicios de información y orientación, diagnóstico de empleabilidad,  certificación de competencias laborales y capacitación”. Además, anuncia que se desarrollarán programas de capacitación especializados para aquellos segmentos de la población con dificultades particulares para acceder al empleo. Uno de los focos prioritarios, dice, serán los jóvenes entre 15 y 19 años que no estudian ni trabajan, junto con quienes desertaron de la educación media o pertenecen al 40% más pobre de la población.
Filed Under :

0 comentarios en "Sólo el 20% de los ocupados tiene ingresos sobre los $ 570 mil al mes"

Publicar un comentario

background